Depresión

 
 

Qué es:

La depresión es una condición médica que causa un estado anímico persistentemente bajo o pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban. Los individuos con depresión pueden sentir tristeza, pérdida de energía, pérdida de su capacidad para concentrarse o tomar decisiones, desilusión y sentirse excesivamente autocríticos y pueden ya no disfrutar cosas que antes les encantaban. Los patrones de sueño y apetito generalmente cambian y la persona puede aumentar o bajar de peso de manera significativa. La depresión puede desarrollarse a cualquier edad. Más de 20 millones de personas en los EUA padecen depresión cada año. Es la principal causa de discapacidad en el mundo y también la principal causa de suicidio.

Qué la ocasiona:
Al igual que en otros trastornos, un desbalance químico de los neurotransmisores en el cerebro pueden desempeñar un papel en la depresión. El funcionamiento alterado de las vías para los neurotransmisores serotonina o norepinefrina o ambos, puede contribuir a la depresión en muchos individuos. Estas diferencias pueden ser hereditarias. Los eventos estresantes – tales como el fallecimiento de un ser querido, o bien, el abuso de alcohol o drogas – puede disparar estos cambios. Sin embargo, en ocasiones la depresión parece descender sin ninguna razón en absoluto.

Cómo es tratada:
Los tratamientos más comunes son medicamentos antidepresivos, psicoterapia o una combinación de ambos. Se cree que estos tratamientos ayudan a restaurar el balance químico entre las células nerviosas en el cerebro. En la mayoría de las personas, mientras más rápido reciban tratamiento, mejores serán los resultados. La mayoría de las personas con depresión que reciben el tratamiento apropiado pueden disfrutar de nuevo la vida – aunque muchas pueden requerir medicamentos para prevenir otros episodios, igual que si tuvieran diabetes o artritis.

Comments are closed.