Modelo Residencial

1ra etapa

Desintoxicación física y emocional: para que la paciente tenga la apertura y capacidad de asimilación necesarias para aceptar y comprender los elementos que se presentan en el programa durante el proceso.

– Valoración médica, psicológica y nutricional

– Diagnóstico conjunto

– Intervención en crisis

– Desintoxicación

2da etapa

Manejo y control de impulsos: esto le permitirá mantenerse en abstinencia cuando se presente el deseo de consumir. Primeramente se hacen conscientes de que este impulso irracional los lleva a beber o drogarse, posteriormente aprenden a identificarlo para canalizarlo de una manera positiva.

Tratamiento de Rehabilitación:

–       Terapia Individual (cognitivo conductual)

–       Terapias Grupales

–       Terapia Familiar

–       Nutrición

–       Terapias Alternativas Complementarias

–       Talleres Psicodinámicos

–       Grupo de Autoayuda

 

3ra etapa

Rehabilitación emocional: generalmente el inicio del consumo de alcohol o sustancias es por problemas emocionales no resueltos que pueden venir de bastante tiempo atras; si estos no son sanados muy probablemente se presente una recaida emocional al tener recuerdos o situaciones relacionadas con ese sentimiento.

Instalación de conductas de autocuidado y fortalecimiento del autoestima descubriendo sus capacidades que han estado guardadas o sin explotar, esto no solo les hara desarrollar nuevas habilidades, sino que la fortalecerá para mantenerse en sobriedad.

– Re-integración Social, Familiar y Laboral.

– Prevención de recaídas

4ta etapa

Seguimiento y Post-tratamiento con sus terapeutas.

Como objetivo se deben restaurar los procesos de cognición y afectividad, así como la capacidad de atención, de reflexión, de concentración, de concientización y de serenidad.