Riesgos de mujeres adictas en el embarazo

 

Casi el 4 por ciento de las mujeres embarazadas consume drogas ilícitas como marihuana, cocaína, éxtasis y otras anfetaminas, y heroína. Estas y otras drogas ilícitas pueden conllevar diferentes riesgos para la mujer embarazada y su bebé. Algunas de estas drogas pueden hacer que el bebé nazca demasiado pequeño o antes de tiempo, o que presente síntomas de dependencia, defectos congénitos o problemas de aprendizaje o conducta. No obstante, dado que la mayoría de las mujeres embarazadas que consumen drogas ilícitas también consumen alcohol y tabaco (que también representan un riesgo para el feto), suele ser difícil determinar qué problemas de salud son causados por una droga ilícita específica. Además, a veces las drogas ilícitas contienen impurezas que pueden ser nocivas para el embarazo. Por último, las mujeres embarazadas que consumen drogas ilícitas pueden tener otros hábitos no saludables que las ponen en riesgo, como una mala alimentación.

Para un adicto es difícil enfrentar la vida sin drogas o alcohol, pero si se puede, nosotros te ayudamos a reconstruir tu presente con convicción.

¿Cuáles son los riesgos de consumir marihuana durante el embarazo?
Algunos estudios sugieren que el consumo de marihuana durante el embarazo puede retrasar el crecimiento del feto y reducir ligeramente la duración del embarazo (con un posible aumento del riesgo de parto prematuro). Estos efectos se observan principalmente en las mujeres que consumen marihuana regularmente (seis o más veces por semana).

Aparentemente, después del parto, algunos bebés que estuvieron regularmente expuestos a marihuana antes de nacer presentan síntomas de dependencia, como llanto y temblor excesivos.2,3 Las parejas que tienen pensado tener un bebé también deben tener en cuenta que la marihuana puede reducir la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer, lo cual dificulta la concepción.2

¿Cuáles las perspectivas a largo plazo para los bebés expuestos a marihuana antes de nacer?
Se ha realizado un número limitado de estudios de seguimiento de bebés expuestos a marihuana durante su niñez. Algunos no detectaron ningún aumento en el riesgo de desarrollar problemas de aprendizaje o conducta. Sin embargo, otros estudios comprobaron que los niños que están expuestos a marihuana antes de nacer tienen más probabilidades de tener problemas sutiles de concentración,2,3 aunque no tienen un cociente intelectual menor.

¿Cuáles son los riesgos de consumir éxtasis, metanfetamina y otras anfetaminas durante el embarazo?
El consumo de éxtasis, metanfetamina y otras anfetaminas ha aumentado considerablemente en los últimos años. A la fecha, se han realizado pocos estudios sobre la manera en que el éxtasis puede afectar al embarazo. Un estudio de pequeña envergadura detectó un posible aumento en los defectos congénitos cardíacos y, únicamente en las mujeres, de un defecto esquelético llamado pie torcido.4 Los bebés expuestos a éxtasis antes de nacer también pueden estar expuestos a los mismos riesgos que los bebés expuestos a otros tipos de anfetaminas. Otra anfetamina de consumo difundido es la metanfetamina, también conocida como “speed”, “ice”, “crank” y “cristal”. Un estudio realizado en 2006 descubrió que los bebés de las mujeres que consumen esta droga tienen tres veces más probabilidades que los bebés no expuestos a no desarrollarse lo suficiente antes de nacer.5 Incluso aunque nazcan en término, los bebés afectados suelen pesar menos de 5 libras y la circunferencia de su cabeza es más pequeña que lo normal.

El consumo de metanfetamina durante el embarazo también aumenta el riesgo de complicaciones, como parto prematuro y problemas en la placenta.5 También se han registrado casos de defectos congénitos, como defectos cardíacos y fisura palatina con labio leporino, en los bebés expuestos, pero los investigadores aún no han determinado si la droga contribuye a dichos defectos.5 Aparentemente, después del parto, los bebés que estuvieron expuestos a anfetaminas antes de nacer presentan síntomas de dependencia, incluidos temblor, sueño y problemas de respiración.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para los bebés expuestos a éxtasis, metanfetamina y otras anfetaminas antes de nacer?
No se conocen las perspectivas a largo plazo para estos niños. Los bebés que nacen con bajo peso tienen un riesgo mayor de tener problemas de aprendizaje y otros problemas. Los niños con una cabeza de circunferencia pequeña suelen tener más problemas que los que nacen con bajo peso pero con una cabeza de circunferencia normal.5 Es necesario realizar más estudios para determinar las perspectivas a largo plazo para los niños expuestos a anfetaminas antes de nacer.

Comments are closed.